Comisión de Hacienda del Senado revisará cobros de línea de crédito para limitar pago de intereses

La idea es que sea el cliente quien pueda determinar la forma en que se abonaran los dineros para cubrir los montos utilizados.

En condiciones de ser revisada por los integrantes de la Comisión de Hacienda del Senado, se encuentra una moción que modifica la forma de cobrar los sobregiros en las cuentas corrientes bancarias (líneas de crédito), estableciendo abonos automáticos cada vez que haya saldo a favor del cliente, lo que limitaría el actual cobro de intereses.

La idea de los senadores Coloma, Ebensperger, García Huidobro, Pérez Varela y Sandoval sería respaldada por el Ejecutivo, el que le pondría urgencia en su tramitación.

Así lo aseguró el senador Coloma, quien se reunió con el Ministro Secretario General de la Presidencia, Gonzalo Blumel para solicitarle el apoyo institucional. “Es un proyecto ciudadano. Tiene que ver con cambiar las reglas de pagos de los sobregiros de las cuentas corrientes. Estamos hablando de millones de cuentas corrientes que hay en Chile, cualquier persona que se sobregira hoy por un día, ese sobregiro queda y genera intereses por siempre, hasta que usted no lo abonó”, explicó el legislador.

La moción reconoce que el sentido último es que sea el cliente quien pueda determinar la forma en que se abonaran los dineros para cubrir los montos utilizados de la línea de crédito. En la actualidad los bancos tienen libertad a la hora de ejercer dichos cobros generando tasas de interés arbitrarias.

El texto también admite que el costo del sobregiro resulta ser mucho más alto que los créditos en cuotas. “La tasa de interés de estas operaciones es de tipo variable, esto es, una tasa base que estipula cada institución financiera y que está basada en una tasa o índice de tasa informada por el Banco Central, la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras o servicio de información ampliamente reconocido, más un cierto spread. La ley no establece mecanismos concretos para la forma de abono a la que pueden recurrir los clientes, quedando a criterio de cada banco dicha definición.”, explica la moción.

El proyecto dice también que “si bien los sobregiros pactados (línea de crédito) se encuentran en la categoría de crédito de consumo de menor recurrencia entre los consumidores, es importante considerar que al no tener un sistema de pago establecido periódicamente, mayor sentido cobra el hecho de que sea el cliente cuenta correntista, quien pueda establecer la modalidad de pago a la que quisiera recurrir”.

Cabe señalar que desde julio del año 2011 a julio del año 2018, las cuentas corrientes de personas naturales pasaron de menos de 2,5 millones a casi 4 millones, según datos de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF).

A su vez, se ha establecido que en Chile solo el 41% de los adultos tiene conocimientos de educación financiera, y por tanto, tendría las herramientas de juicio para manejar una cuenta corriente y los productos asociados con responsabilidad.

 

Vea texto íntegro de la moción, discusión y análisis

Publicado en diciembre 30, 2018